Las 100 mejores canciones del 2015: 75-51

Del pop más comercial al hip hop al funk futurista y el EDM, continuamos con nuestra lista de las mejores canciones del 2015. Mirá la primera parte en este link
temas del año 75-51
75) Ought – “Beautiful Blue Sky”
Estadounidenses basados en Montreal, los Ought publicaron este tema de siete minutos como adelanto de su segundo disco, Sun Coming Down, tras el bien recibido More Than Any Other Day en 2014. Algo de Pavement, algo de The Fall, la rutina, los encuentros anodinos, el”qué lindo está el tiempo” cuando no hay nada más de qué hablar y alguien lo suficientemente cansado de eso como para pensar que lo único que le queda es el enorme y hermoso cielo azul.
74) Leon Bridges - “Coming Home”
Este heredero de la música y el estilo del gran Sam Cooke peló un debut anacrónico pero hermoso, del cual “Coming Home” sea probablemnte la cumbre. (JP)
73) Snoop Dogg – “Awake” 
Un viaje a Jamaica y un disco de reggae bajo el nombre de Snoop Lion habían sacado a Snoop Dogg del buen camino, pero una asociación con el imparable Pharrell Williams lo sacó de rastafarianismo y lo metió en el funk con el disco Bush. “Awake” cabalga sobre un bajo salido de los 70 y es tanto un tema de Dogg como de Pharrell, con un estribillo cool como solo una mezcla de esos dos hombres en su mejor expresión podría resultar.
72) Coldplay – “Adventure of a Lifetime”
Chris Martin y compañía parecen estársela pasando bomba en el corte de difusión de A Head Full of Dreams, y el buen humor se contagia con una guitarra que toma protagonismo en un tema de la banda por primera vez en mucho tiempo. (GGN)
71) Jim O’Rourke – “All Your Love”
Este verdadero hombre maravilla vuelve a un disco de canciones propiamente dichas después de un largo tiempo. Acá se le nota la impronta que Wilco pudo dejar en él. (JP)
70) Radiohead – “Spectre”
¿Quién habrá tenido la idea terrible de ofrecerle a Radiohead hacer la canción de la última de James Bond? Porque quien haya sido merece un aplauso: la banda es absolutamente contraria a lo que puede ser una canción Bond tradicional, pero lo que compusieron -si bien en última instancia no sirvió para la película, obvio- es una obra ominosa, que pone los pelos de punta, y hace reclamar todavía más un nuevo disco de los británicos. Incluye un arreglo de cuerdas que retrotrae a la banda sonora del espía 007 y a la vez no tiene nada que ver: esas proezas que solo las puede hacer Radiohead. (GGN)
69) Alessia Cara – “Here”
Uno de los hits inesperados del año, es un R&B con una voz que hace difícil de creer que Alessia Cara tenga nada más que 19 años. Combinado con una letra sobre haber ido a una fiesta en la que se siente como pez fuera del agua, se vuelve un himno para todos los outsiders.
68) FFS – “Call Girl”
El proyecto conjunto de Franz Ferdinand y Sparks tuvo un éxito doble: darle más visibilidad al dúo de culto estadounidense y la posibilidad a los escoceses de explorar una versión de su rock bailable a medio camino entre su primera etapa más guitarrera y su fase cargada de sintetizadores. En “Call Girl”, las voces del dúo y de Alex Kapranos se amoldan perfectamente, como si estuvieran hechos para cantar juntos, y el líder de FF suena con más confianza de lo normal, si eso es posible.
67) The Foetals – “Fine”
Garage rock lo-fi de baterías agresivas vía el pop-rock alegre de Los Beatles, cortesía de una debutante banda de Manchester.
66) Sufjan Stevens – “Shoud Have Known Better”
Stevens sorprendió hace unos años con Illinois, el cual era parte de un proyecto de realizar un disco por estado de los EE.UU. No llegó a tanto pero se mandó Carrie & Lowell que la rompe. (JP)
65) Colleen Green – “I Want To Grow Up” 
Salido del tercer álbum de la vocalista estadounidense, se trata de una balada indie pop minimalista con onda noventera que se vale de apenas un teclado, una batería y algún sonido electrónico para una historia de confianza en uno mismo y ausencia de límites.
64) Stealing Sheep – “Not Real”
Este trío de mujeres liverpoolenses reconoce a grupos como Kraftwerk, los Talking Heads y Can como influencias, por lo que no sorprende que el tema que da título a su segundo disco tenga una onda psicodélica: armonías vocales, sintes sin el lustre típico del pop de los 2010 y una explosión de colores y conceptos viajeros a modo de video.
63) Wilco – “More…”
Desde su nuevo disco (sorpresa) StarWars, los de Chicago vuelven a su mejor forma. Jeff Tweedy inyecta en la canción su amor por The Beatles circa Álbum Blanco. Irresistible. (JP)
62) Lower Dens – “To Die in L.A.”
La tremenda voz de Jana Hunter se vale por sí misma, como bien lo demuestra en el resto de los versos sobre una base rítmica firme y un sencillo pero rindedor riff de sinte; ahora, cuando Hunter es acompañada por una armonía de voces, el estribillo se vuelve prácticamente la definición de “dream pop”.
61) Belle & Sebastian – “Nobody’s empire”
Los escoceses que estuvieron en Montevideo se pusieron a danzar al ritmo de los Pet Shop Boys en su nuevo disco. Pero el comienzo es con este temazo que es puro Belle & Sebastian. (JP)
60) Alfa Dorada - “Las Luces Primeras”
El mendocino Mariano Peccinetti, que está detrás también del proyecto Trasvorder, conformó un trío con bajo y batería con el que editó en 2015 el disco Sensualista. En este tema, Las Luces Primeras dan rienda suelta a una atmósfera místico-hindú-sesentera, con sitar y todo. Una letra acorde y un par de buenos solos de guitarra hundidos en la mezcla cierran el círculo.
59) FKA Twigs – “In Time”
La británica sigue tan inclasificable como antes: lo que hace suena al R&B del futuro, y más que nunca en el cierre de este tema progresivamente más complejo, de esos que obligan a uno a parar la oreja aunque no esté prestando atención.
58) El mató a un policía motorizado – “El baile de la colina”
A fin de año, la banda de Santiago Barrionuevo editó el EP de cuatro temas Violencia, y de él destaca este indie rock de mucha guitarra y una letra ínfima que tiene más emoción de la que puede parecer con solo leerla.
57) Eric Prydz – “Opus”
Un instrumental de nueve minutos es de lo mejor que tuvo para ofrecer el EDM en 2015: un drop tremendo y más emoción que en cualquier hit robótico de las listas de dance.
56) No Joy – “Moon in My Mouth”
No Joy comenzó como un dúo de chicas en Montreal, Canadá. Jasamine White-Gluz y Laura Lloyd se repartían las responsabilidades vocales e instrumentales, con lo que generaban un sonido dulce y estridente a la vez. Después de dos álbumes y dos EPs, No Joy volvió este año ya en formato cuarteto con More Faithful, un álbum en el que por momentos, como en “Moon in my Mouth”, la banda se aventura a dejar los pedales de distorsión para obtener un sonido más limpio que los acerca al terreno del dream pop. (IR)
55) Kurt Vile – “I’m an outlaw”
Nuestro pelilargo favorito sigue en su búsqueda de la colgadera guitarrística. En este caso se mete en la piel de Neil Young y crea este clásico modelo s. XXI. (JP)
54) Sia – “Cheap Thrills”
Sin videos ni mucha promoción más que para “Alive”, Sia fue generando anticipación para su séptimo disco This Is Acting con temas subidos sin mucho ruido a YouTube. “Cheap Thrills” es uno de ellos, y al incluir ciertos elementos electrónico-hindúes a lo DJ Snake, coros de niños, una letra superflua pero divertida y la característica capacidad de la australiana para los estribillos, plantea la misma pregunta que “Chandelier” en 2014: ¿por qué hubo que esperar tanto para conocer el talento de Sia Furler? (GGN)
53) Yumi Zouma – “Dodi”
Los neozelandeses que bucean en el pop ochentoso más alejado de la pista de baile entregaron con “Dodi” una canción etérea de amor que bordea en la obsesión. “Así que no esperes, lo que sea que pienses de esto/No tengo miedo de olvidarme de todo”, canta la vocalista Kim Pflaum.
52) Built to Spill – “Living Zoo”
Basado en un gran laburo de guitarras, este tema del octavo disco de los estadounidenses, Untethered Moon, es todo optimismo indie.
51) Carly Rae Jepsen – “Your Type”
La mochila de “Call Me Maybe” y la etiqueta “one-hit wonder” le ha de pesar mucho a Carly Rae Jepsen, dados los cuatro años que demoró en seguir ese primer exitazo ineludible con su siguiente disco. El tiempo le dio para preparar hits mucho mejor escritos, y esta balada de sinte que suena a una versión más inocentona y sincera de Taylor Swift se lleva el primer premio. (GGN)
Por Manuel Dalmas, Gastón González Napoli, Julio Pérez e Ignacio Rissotto

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *