Las 100 mejores canciones del 2015: 50-26

De Marilyn Manson a Justin Bieber, continuamos con nuestro repaso de nuestras mejores canciones del 2015. Podés leer la primera entrega haciendo clic acá y la segunda en este link
manson
50) Prurient – “Dragonflies to Sew You Up”
El raro caso de un tema que incluye gritos de ultratumba muy black metal, instrumentación más bien industrial aunque bien pesadita hasta que entran unos sintetizadores que suenan más luminosos. Salido del disco doble Frozen Niagara Falls, el primero del proyecto de Dominick Fernow desde que se sumó al sello canadiense Profound Lore.
49) LA Priest – “Party Zute / Learning to Love”
El sonido de LA Priest poco tiene que ver con la combinación de guitarras distorsionadas y ritmos bailables de Late of The Pier, el proyecto anterior de su líder, Sam Dust. En cambio, tiene más que ver con el pop psicodélico de los setenta, y el instrumento que predomina en Inji, su disco debut, es el de los sintetizadores análogos que marcaron aquella era musical. Los sintetizadores combinados con la voz de Dust pasada por distintos filtros de marcado sonido vintage generan un clima retro pop que eventualmente se cruza con ritmos funk y disco en temas como “Party Zute/Learn to Love”. (IR)
48) Sports – “You Are the Right One”
Los de Oklahoma se definen a sí mismos como “dream-pop”, pero en este tema de Naked All The Time están más cerca de la psicodelia en su versión más popular; etéreo, sí, aunque también con un bajo potente con ingredientes de funk y un falsete que recuerda al de Kevin Parker, el hombre detrás de Tame Impala.
47) Django Django – “Shake and tremble”
Cada una de las canciones de Born Under Saturn remite cada treinta segundos –no hicimos el cálculo matemático exacto, es un decir- a diferentes bandas y músicas, pero es tal la abundancia de información que no podemos determinarlo así como así y tampoco es algo que distingamos en una simple escucha. Parecen convivir varias bandas y registros en las canciones de Django Django, como sucede en la irresistible y saltarina “Shake and Tremble”. (JP)
46) Motorama – “Red Drop” 
Los rusos, que publicaron este año su disco Poverty, suenan en este tema a unos Joy Division nacidos del otro lado de la cortina de hierro: una voz similarmente oscura y un bajo bien al frente, sin que por eso el tema resulte en lo más mínimo bailable; no de la forma tradicional al menos.
45) Future – “Where Ya At (feat. Drake)”
Procesado con auto tune, pero de un manera totalmente distinta a la que usan otros fans del efecto como T-Pain o Lil Wayne, Future suena amenazante en su rapeo en que cuestiona a otro sobre dónde estaba cuando él la estaba pasando mal. Un verso de Drake en su versión menos amigable no viene nada mal: “Soy hecho de abajo, egoísta con mis mujeres, mi propio jefe/Compro la casa del vecino si se queja del ruido”.
44) Rihanna ft. Kanye West y Paul McCartney – “FourFiveSeconds”
La chica de Barbados arrancó el año con estos colaboradores estelares e hizo olvidar un poco que sus singles se han vuelto cada vez más olvidable. Que luego haya editado la horrible “Bitch Better Have My Money” no empañó la belleza de esta balada acústica. (GGN)
43) My Morning Jacket – “Compound fracture”
Los de Kentucky se pusieron pop -casi, se podría decir, disco- con este tema de su último álbum, The Waterfall, con un tremendo falsete de Jim James liderando la carga.
42) Kamasi Washington – “Change of the guard”
El enorme (en todo el sentido de la palabra) Kamasi Washington, colaborador de Kendrick Lamar y Flying Lotus, se despacha en su debut con un disco triple. Este tema es el comienzo.
41) Giorgio Moroder ft. Kylie Minogue – “Right Here, Right Now”
El histórico DJ y productor italiano volvió a la relevancia gracias a su trabajo en el Random Access Memories de Daft Punk, en el que los robots hasta le permitieron una suerte de autobiografía hablada en el tema “Giorgio By Moroder“. En 2015 se mandó un disco de colaboraciones en clave pop, de entre las que hay que resaltar a la interminable Kylie Minogue. La base electrónica es memorable en un océano de bases electrónicas díficiles de distinguir unas de otras. (GGN)
40) A$AP Rocky – “Electric Body (feat. Schoolboy Q)”
De su segundo álbum At. Long Last. A$AP, el más popular de los A$AP tuvo como invitado a un Schoolboy Q lo suficientemente inspirado como para mezclar a Michael Jordan y Ike Turner en una rima. Para competirle, Rocky se pone a la altura en un verso de aire oscuro, con un estribillo que exuda sudor y brillantina de club de strippers.
39) New Order – “Plastic”
El primer disco de New Order desde la salida del bajista Peter Hook -un hombre de vital importancia para la sonoridad del grupo- podía tomarse con pinzas, pero Sumner, Gilbert y Morris se equiparon bien y entendieron que no debían imitar la mano increíble de Hook: en lugar de eso, se valieron de sintetizadores que te dan una patada para mandarte a la pista de baile. Y cuando New Order quiere hacerte bailar, no anda con vueltas.
38) Soko – “My Precious”
Del segundo disco de Stéphanie Sokolinski, My Dreams Dictate My Reality. La francesa se alejó de sus trabajos más folk para sonar post-punk y pura actitud rockera en su voz.
37) Toro y Moi – “What You Want”
El siempre cambiante proyecto de Chaz Bundick toma en su último disco un encare rockero vintage, como puede verse de manera semi paródica en la tapa de What For?. Si hubiera salido en la segunda mitad de los 60, nadie se habría sorprendido.
36) The Chemical Brothers ft. Beck – “Wide Open”
“Go” fue el hit, pero lo más memorable del último álbum de los mancunianos está en el cierre, cuando le ceden la voz a Beck Hansen. Los Chemical tuercen su encare para acomodarse a la melancolía que inyecta el angelino, sin dejar de clavar sus raíces en la pista de baile.
35) Justin Bieber – “Sorry”
El canadiense más odiado del mundo intentó redimirse con su cuarto álbum, Purpose, y lo logró gracias a canciones como esta, en que se lo nota más maduro, pero tan hábil en el manejo de las estructuras pop como siempre. (GGN)
34) Sleater-Kinney – “Fangless”
Las chicas volvieron después de diez años con el disco No Cities To Love, y en temas como este suenan modernas tanto en cierto coqueteo con el dance-punk como en una letra enojada que puede aplicarse al panorama actual de la política estadounidense.
33) Gaz Coombes – “Detroit”
El ex líder de Supergrass saca un segundo discazo por su cuenta y su punto culminante llega con este tema que comienza en modo kraut rock y explota en su estribillo, para luego volver de viaje. (JP)
32) DIIV – “Under The Sun” 
Un adelanto reflexivo de Is The Is Are, segundo disco de los de Brooklyn, que saldrá en febrero, cumple con creces su rol de generar expectativa por el siguiente disco de la banda de Zachary Cole Smith.
31) Marilyn Manson – “Killing Strangers”
El reverendo volvió con un disco que no encantó a los metaleros más acérrimos, pero sí a quienes pudimos disfrutar de una versión oscura y tenebrosa del blues. “Killing Strangers” es la apertura de The Pale Emperor y pone las expectativas altas con el tipo de canción que el diablo escucha cuando merodea por el sur de Estados Unidos. (GGN)
30) Unknown Mortal Orchestra – “Can’t Keep Checking My Phone”
Multi-Love, el tercer disco de Unknown Mortal Orchestra, se mete con ritmos pop que se mezclan con el sonido clásico del rock psicodélico de los 60, y así resulta en una propuesta psych pop totalmente innovadora que de a ratos se acerca incluso al funk, especialmente en “Can’t Keep Checking my Phone”. (MD)
29) The Jon Spencer Blues Explosion – “Wax Dummy”
Uno de los regresos con gloria del año que pasó fue el de este señor y su banda. En este tema mezclan lo marcial de Beastie Boys con su blues-rock sucio, desprolijo y al palo. Puro groove. (JP)
28) Mac DeMarco – “No Other Heart” 
“Su corazón pertenece a otro/Y ningún otro corazón serviría”. Un tema pop romanticón, sencillo y pegadizo, que funciona a la vez como canción de amor y desamor y en el que el canadiense se luce.
27) Lera Lynn – “The Only Thing Worth Fighting For”
La segunda temporada de True Detective provocó un montón de golpes en la frente de parte de espectadores incrédulos de que sus creadores hubieran arruinado así algo que pintaba tan bien, pero a la vez dejó las canciones de Lera Lynn: depresiva, oscura, eriza la piel y no permite hacer otra cosa que escucharlas a ella y su guitarra. Solo por eso habrá que darle otra chance a la serie. (GGN)
26) Hop Along – “Texas Funeral”
Al escuchar Hop Along, uno siempre se pregunta si Francis Quinlan podrá hablar después de cantar o si tendrá que ponerse hielo en la garganta para calmar las cuerdas vocales. La cantante se desgarra la voz en este enérgico tema de Painted Shut que es más triste de lo que puede parecer en una primera escucha. Casi como si al gritar así Quinlan se sacara de adentro toda la furia y lo invitara a uno a hacer lo mismo.
Por Manuel Dalmas, Gastón González Napoli, Julio Pérez e Ignacio Rissotto

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *