La apoteosis de la Sonora Borinquen (y otras opciones de libros de música para las Fiestas)

¡Hasta Borinquen! Medio siglo de la Decana es un libro esencial para entender un aspecto fundamental de la cultura uruguaya, uno que históricamente ha recibido menos que poca atención de parte de los medios
borinquen
Puntaje: 8.5
Como una banda que recién está arrancando una noche larga de trabajo, a ¡Hasta Borinquen! Medio siglo de la Decana, el libro del periodista y escritor Diego Recoba y el fotógrafo Agustín Fernández, le cuesta arrancar. Es descrito en la contratapa como “una crónica sobre la movida tropical uruguaya siguiendo a una orquesta durante toda la noche”: la Sonora Borinquen, grupo histórico que cumplió 50 años en 2014 y al que los dos autores se pegaron durante dos años. Pero al principio, ¡Hasta Borinquen! parece ser nada más que una serie de crónicas de shows, no de una movida entera, y se empieza a hacer un poco repetitivo. Es recién cuando el libro va más en profundidad en la historia de la banda -y de la plena en su conjunto- que consigue convertirse en una obra clave; no solo muestra sino también celebración de un costado de la identidad cultural uruguaya que siempre está, aunque la intelligentsia de la supuesta alta cultura trate de ocultarla debajo de la alfombra.
El problema de ¡Hasta Borinquen! es aceptado por sus propios autores, que por alguna razón deciden aclarar en una breve introducción que el libro no se trata de la Borinquen “sino de dos personas que en julio de 2012 se acercaron a la orquesta para acompañarla durante una noche y hacer una crónica, sin pensar en que todo iba a terminar en algo mucho más grande”, en referencia a que su primer objetivo era una nota que se publicó ese año en La diaria, aunque después decidieron seguir. Pero cuando el libro trata sobre dos personas que van a ver a la banda es que su potencial queda trunco. Es justamente cuando Diego Recoba desaparece en su escritura y da paso a que los protagonistas hablen que el libro gana tracción; en el comienzo, se inserta a sí mismo de forma a veces útil -como cuando cuenta que a la Borinquen luego de un show le tiran tantos piropos que incluso él se ganó alguno-, y otras veces de forma extraña, como cuando mete un par de palos fuera de contexto a los medios de comunicación por estigmatizar a ciertos barrios a donde ellos fueron a acompañar a la orquesta, o de forma directamente molesta, como cuando de repente saca el foco de la banda y dice “antes de que terminen de tocar voy al baño”. Además, las primeras páginas tienen algunas faltas de ortografía.
Pero en parte gracias a la multitud de testimonios que aparecen recolectados -desde el músico Ruben Olivera al comunicador Rafa Cotelo al director de Bizarro Records, Andrés Sanabria, a la creadora y directora de la marca de lencería Srta. Peel, Loreley Turielle-, en parte gracias a las fotos algo atípicas -sobre eso más adelante- y en parte gracias a cómo Recoba logra, cuando se lo propone, transmitir la energía, el sabor y la clase de la Borinquen sobre el escenario, que uno empieza a captar la grandeza del grupo. Sobre el final, los capítulos se van estructurando en torno a entrevistas con el fundador y todavía vocalista líder de la orquesta, Carlos Goberna, con su hijo Carlos Jr. -también vocalista- y con el otro fundador ya retirado Óscar Leis, y a partir de ahí ¡Hasta Borinquen! se dedica a contar la historia de la movida tropical y a tratar de entender por qué ha sido siempre dejada de lado. Por ejemplo, Goberna habla sobre las críticas que recibieron porque continuaron trabajando durante la dictadura sin volverse contestatarios -a pesar de integrar un género que jamás se asoció con la contestación-, y cómo en una ocasión a Leis trataron de detenerlo pero lo dejaron ir por pertenecer a la Borinquen. Cómo les movió el piso la aparición a principios de los 90 de la Karibe con K, con su encare diferente de la plena, y cómo más todavía se sacudió el ambiente con el éxito sin precedentes que alcanzó la generación del pop latino, una década más tarde.
Las fotos de Fernández son atípicas en el sentido de que no siempre son las clásicas fotos de recital, de las que es perfectamente capaz -ha realizado varias exposiciones y publicado en La diaria, en El ObservadorLa República, revistas internacionales, y actualmente saca, por ejemplo, fotos de partidos de fútbol para el sitio web de Teledoce-, sino que muchas veces están algo movidas o con ciertas desprolijidades que terminan funcionando en favor del total de ¡Hasta Borinquen!, porque un libro sobre plena, sobre movida tropical, no debería ser un libro prolijo. Desde un pequeña pizzería de Maroñas hasta el Teatro de Verano, el lente de Fernández complementa de forma ideal a la pluma de Recoba.
Ya cuando sobre el final los autores repasan el desfile de Carnaval del que la Borinquen participó en 2014, o cuando presentan una crónica emotiva sobre el show que brindaron por sus 50 años, la celebración es completa y se entienden las palabras de Francis Andreu que son recogidas en una de las páginas: “Los músicos tropicales son obreros de la canción que, entre el talento y el entrenamiento, logran la perfección”. O también se comprende, como si uno hubiera estado ahí, que Carlos Goberna dijera en un baile en que la gente estaba particularmente fría: ”Si no bailan con nosotros no bailan con nadie”.
Otras opciones de libros musicales:
Paracetamol 500:
Libro autobiográfico de Hablan Por La Espalda, a cargo de su vocalista, el también escritor Fermín Solana. La banda es una bestia particular de la escena del rock local, nacida como grupo hardcore con filosofía anarquista y vegetariana, devenida en banda de lo que ellos catalogan candomblues hasta combinar sus diferentes aspectos en un tremendo disco como el último Sangre, y Solana se encarga de retratar esa historia, que había sabido croniquear en tiempo real en blogs o en un Fotolog. ”Hay más detalles de los que había en los textos de antes, cuento más cosas, soy más explícito”, le dijo Solana a El Observador. “Son cosas que pasaron hace diez años, ahora no me da tanto pudor contarlas. Y hay cosas que conté que están bastante zarpadas”.
paracetaol 500
Quiero puré:
El nombre completo de este libro incluye el subtítulo Memorias del rock nacional, tomo 1 (1983-1989), y eso es lo que trata de hacer Leo Lagos: contar -en formato de novela gráfica- un período de la historia musical nacional que a él lo marcó y que ya estudió con el personaje de Roberto Hammond en 100% Rock, pero hacerlo esta vez en serio. En entrevista con MOOG, Lagos había contado que cuando publicó aquel libro en 2007, a pesar de ser en clave de comedia, mucha gente le comentó que le había parecido un gran relato del lapso de rock postdictadura (su favorito, como lo ha dejado en claro). Con el título apócrifo de la canción más famosa de Los Tontos, Quiero puré es de acuerdo con su prologuista Garo Arakelian “una autopsia sin permiso de exhumación al cadáver del rock post dictadura, un movimiento que vivió conciente de no tener dónde caer muerto y que fuera enterrado sin epitafio ni flores”.
quiero pure
Un par de opciones infantiles:
La editorial Topito Ediciones publicó recientemente dos libros para niños vinculados de una y otra forma con el rock. Mi primer libro de rock, de la ilustradora Pato Segovia, muestra una sencilla reunión de leyendas de ese género en clave para niños, con el cual busca despertar curiosidad por quiénes son esos personajes de los pelos largos. Mis espantajulepes, mientras tanto, es un libro escrito por un rockero, Nico Barcia, exChicos Eléctricos y actual Hotel Paradise. Barcia, que es ilustrador, empezó a dibujar a los espantajulepes para sus hijos: seres mutantes que espantan a los que tratan de asustar a los niños por las noches, ya sean brujas, fantasmas o cualquier otro monstruo. Con nombres como Fan de las Aerosillas o El Rey del Pop (Korn), las creaciones de Barcia trascienden ahora los límites de su familia para servirle de defensa a cualquier niño.
mis espantajulepes
Y para cerrar, un clásico de la Borinquen:
Gastón González Napoli (@GastonGonzalezN)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *