“Hay un montón de otras cosas que soy yo aparte de la Papina romántica”

Instantes decisivos es el nombre que Papina de Palma eligió para su primer disco, editado en 2016 por Bizarro después de una ardua búsqueda por el productor ideal, una campaña de crowdfunding y una estadía de un año y medio en Buenos Aires.
Sin haber sido presentado todavía (la cita es el 9 de setiembre en la Sala Zitarrosa), su álbum debut ya le regaló dos premios Graffiti a Mejor artista nuevo y Mejor álbum de pop, además de una nominación a Mejor solista femenina del año.
Conversamos con ella sobre el proceso de creación de Instantes decisivos, su vida en el exterior, el amor y el humor.
papina disco
Viviste en Colombia y España, ¿tenés alguna influencia de la música de esos países?
Creo que seguro tengo alguna influencia, porque todo lo que a uno le pasa lo atraviesa. Cuando hacés una canción sos vos el que la está haciendo, con toda tu experiencia. Pero nada que yo pueda percibir sobre ritmos. En Colombia el folclore es bastante tropical, de hecho, me costaba mucho bailar allá porque todos se bailaban todo y me daba una vergüenza bárbara, era imposible.
Y en España, en realidad, la música que yo escuchaba era re pop. Me gustaba una banda que se llamaba Pereza, me gusta pila una que se llama Lovely Luna, es un dúo y uno de ellos fue productor de Franny Glass. Pero escuchaba música que en realidad era internacional.
¿Qué tanta música uruguaya te llegó mientras estabas afuera?
Muy poco. En mi casa yo no recuerdo que se escuchara demasiada música y la primera música a la que accedí, en realidad, fue la música que salía en las novelas como Rebelde Way o Chiquititas, y me re copaba con eso. Después me hice amiga de la que ahora es mi mejor amiga, y en su casa sí se escuchaban los Beatles, Bob Dylan. A través de ella le empecé a dar bola y me obsesioné un poco con eso también, y siempre la música uruguaya estuvo en un plano medio alejado. No me daba mucha curiosidad. Sabía que existía Mateo y sabía que existía Jaime, pero nunca les había prestado demasiada atención.
Y hace re poco, hace como tres años, hicimos un show con Samantha Navarro en el que versionábamos canciones nacionales. Yo le propuse hacerlo así, con ese concepto, y también me sirvió abundante para investigar porque teníamos que elegir el repertorio. Y empecé a ver todo lo que había y era tan increíble, me empezó a gustar tanto… estaba copada. Aparte era tener como un cancionero gigante todo nuevo, para mí era como si todos esos temas hubieran acabado de salir. También había algunas canciones que yo ya conocía por el repertorio de Coralinas. Carmen Pi siempre trata de integrar canciones uruguayas y algunas yo ya las tenía un poco de ahí. Pero fue recién a partir de ese show con Samantha que empecé a prestarle verdadera atención a la música uruguaya, y está demás, ahora escucho abundante música uruguaya. Estoy obsesionada con Jaime Roos, lo escucho mucho.
¿Por qué decidiste hacer un disco?
Siempre fue un deseo que tenía, desde mucho antes de lograr concretarlo, y traté de hacerlo acá, con productores de acá. Mi productor fue Juanito el Cantor, que es argentino. En los intentos que tuve acá siempre por H o por B no funcionó.Yo nunca lograba tener la plata, había algo de mi propia decisión, también, de mi propia voluntad, que capaz que no era suficiente para completarlo, y al final me animé a preguntarle a él. Aparte, yo nunca había ido a Buenos Aires, había vivido en España y Colombia y nunca había ido a Buenos Aires y me parecía que era una cosa muy demente pensar en la posibilidad de hacer un disco en otro país. Fui a tocar una vez con Luciana Mocchi y me di cuenta de que era un toque ir y volver, ahí se me ocurrió preguntarle a Juanito, que se re copó, y a los meses fui a hacer la preproducción del disco. Pero siempre fue un deseo, yo sabía que quería grabar un disco, para mí era evidente. No sé la razón en realidad, nunca me lo puse a pensar, yo creo que para mí grabar el disco era un símbolo de profesionalismo, de algo que existe, de “esto es lo que soy”. Después me di cuenta, con el tiempo, de que no era tan así, de que uno podía existir y ser un músico re activo sin tener un disco.
Hay muchos temas antiguos en el disco, ¿todavía te identifican?
Muchos no. Igual los re defiendo, y me gustan y son parte de mí, y me alegra que estén en el disco.El disco me re gusta, pero están como muy lejos. También la poesía de muchas de las canciones me parece re infantil, a veces pienso “¿cómo pude?”, pero obvio que pude, era mucho más chiquita. Ahora probablemente lo escribiría distinto, mejor, en un sentido totalmente subjetivo, para mí. Estoy copada con la idea de grabar el segundo y de poder empezar de cero… De cero no porque ya compuse un montón de temas, pero pensar en escribir más como me gusta escribir ahora.
Los temas más viejos, ¿quedaron iguales? ¿Nunca se te hubiera ocurrido decir “esto lo rehago o lo cambio”?
“Vuela, vuela”, ponele, es re viejo, y está igual de lo que lo hice. “432″ es el más nuevo de todos, “Supersticioso” tampoco es demasiado viejo. “Al mejor postor” es bastante viejo, pero está igual. Después, “Folki” es medianamente nuevo y sí, para el disco le hice una estrofa nueva que originalmente no tenía. “Supersticioso” también, para el disco Juanito me propuso intentar, sin forzarlo demasiado, hacerle una estrofa nueva. “Instantes decisivos” es re viejo; de hecho, “Vuela, vuela”, “Al mejor postor” e “Instantes decisivos” son las tres canciones que canté cuando me presenté en la Movida Joven, que hay dos videos en YouTube y parezco un cachorro.
En el disco hay una cuota de humor, lúdica.
Es que puedo ser muy patética. Es mejor reírme que llorar, y me divierte también, es como una catarsis. Siempre jorobo con que reciclo la caca y la convierto en canciones, me pongo a veces en situaciones… Aparte todas estas canciones son románticas, son todas canciones de amor. Muchas veces pienso “yo me puse en esta situación para hacer una canción, o sea, no puede ser que sea tan chota”. Y siempre todas en realidad están distorsionadas. Es la verdad, son todas canciones basadas en hechos reales pero un poco estiradas, un poco mentidas. Es como esa verdad de cuando pasó un tiempo y lo contás y es todo más impresionante.
¿Preferís no componer sobre temas tristes, o no mostrarlo?
Ahora estoy en una que me copa componer sobre cosas que no sean romance únicamente. Muchas veces te pasa algo que te conmueve y haces una canción, pero a veces no te conmueve nada, no hay nada sucediéndote intenso que te haga nacer una canción, y no puede ser que dependa de eso mi producción. Entonces me puse a tratar la escritura de canciones como un oficio y a tratar de inventar, de proponerme temas como un ejercicio permanente de hacer. A veces me pasan cosas tristes y hago canciones tristes, y a veces me pasan cosas unicornio y las hago también. No tengo ningún problema con las canciones tristes, de hecho, la nostalgia en las canciones me fascina. Me encanta escuchar una y otra vez una canción re triste, no sé por qué, me genera como una sensación linda.
En una entrevista anterior con MOOG dijiste que este era el disco que querías, que no querías otro…
Todavía lo pienso, creo que es el mejor disco que pude haber hecho yo con mis condiciones como compositora y como cantante. Creo que sí, que hice todo lo posible por hacer el mejor disco que podía hacer. No digo el mejor disco en un sentido de mejor que otro disco, digo en relación conmigo misma, creo que hice el máximo esfuerzo y que el resultado es consecuente con eso. Capaz que es medio snob decirlo, pero ta. Pila de gente odia su primer disco, me da como pudor decir que me encanta el disco porque siempre es tipo “no, no lo puedo escuchar”, y a mí es como que me encanta. No sé, tampoco es que lo viva escuchando, pero al principio sí, escuchaba abundante. No podía creer escuchar eso así, todo vestido. Porque además son canciones que nacen de la guitarra solamente, durante un montonazo de tiempo las toqué sola yo, con la guitarra, y es como un cambio re zarpado. No sé con que se puede comparar, no conozco otra cosa parecida.
Estás pensando en un segundo disco. ¿Quedaron temas afuera del anterior?
Sí, ya estoy pensando hasta en el octavo disco. Esos temas no van a ir en el disco, ya fueron, esa etapa ya fue. Y ahora estoy muy copada escribiendo algunas canciones como ejercicios, también, imaginándome personajes que son objetos inanimados, y me encantaría hacer un disco conceptual con esas canciones, solo con esas canciones. Es un poco forzoso, y siempre Juanito me dice que el concepto nunca le puede ganar al hecho artístico en sí mismo, pero estoy re fascinada con esa idea de hacer ese disco todo de objetos. De hecho, quiero que se llame El drama de los objetos, porque al final son las mismas historias, solo que disfrazadas un poco de otra cosa.
¿Querés sacarte a la Papina romántica?
No, me encanta la Papina romántica, re soy una Papina romántica. Pero tengo otras capas que ahí siento que no se ven y ahí siento que el amor en sí mismo tiene como muchos otros costados que en este disco no están y es un poco injusto para el amor. O sea, todas son de amor romántico, de pareja y está bien igual, las defiendo y hago muchas canciones de amor romántico, pero hay un montón de otras cosas sobre las que quiero cantar y hay un montón de otras cosas que soy yo aparte de la Papina romántica. Es la misma persona, en realidad, no es que haya una romántica y una dark metalera, son todas más o menos la misma persona, pero re quiero ser mejor, en ese sentido de que sea más amplio el abanico de cosas sobre las que canto.
¿Cómo va a ser la presentación de Instantes decisivos? ¿Vas a incluir esas canciones nuevas?
Voy a tocar el disco entero y voy a tocar algunas otras cosas. Voy a tocar algunas nuevas, voy a tocar una de las que quedó afuera del disco… Voy a hacer una versión de Jaime, la que salió en Pardelion, y sí, algunas de las nuevas.La verdad que se va a ir armando así, voy a tocar más que el disco.
¿Te va a acompañar la misma banda que en el disco?
No. En el disco, como lo grabé en Buenos Aires y como yo no tenía banda en ese entonces, Juanito me dijo “aprovechemos que no tenés banda habitual y grabemos cada tema con quien vaya a hacerlo mejor”. Y hay muchos formatos de banda en el disco, te diría que si hay trece canciones, hay trece bandas tocando, armadas especialmente llamando a este guitarrista que es muy bueno haciendo esto, o este batero que le re gusta tocar este ritmo. Y al final todos los que vinieron se gozaron, porque estaban tocando algo que les gustaba. La banda va a estar formada por Juan Pablo Chapital, Fede Blois en batería, Fede Araújo en teclado, acordeón, piano y guitarra en algún momento, Thiago Larbanois en bajo, contrabajo y guitarra, también, en algún momento. Después van a ir las Coralinas y voy a tener algunos otros invitados que todavía no confirmé, pero seguro que van a pasar pila de cosas. Estoy re copada, no puedo pensar en otra cosa.
Por Pilar Roca

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *